Hidratación adecuada para corredores

 

Sin una hidratación y nutrición adecuadas, su cuerpo no tendrá la cantidad adecuada de energía requerida para completar distancias de carrera más largas. La temporada de entrenamiento de verano es una buena oportunidad para hablar sobre consejos de hidratación y nutrición que todos los corredores deben saber. La única manera para tener una piel hermosa y radiante durante tu carrera no es solo bebiendo agua, también puedes realizarte un hydrafacial es un spa en Tijuana.

¿Cuánta agua debes beber?

Las pautas para mantener buenos niveles de hidratación durante la carrera son bastante simples. Si sudas mientras corres (lo que todos hacemos) entonces necesitas beber agua mientras corres si superas los 30 minutos de ejercicio.

No lo compliques, bebe cuando tengas sed. Durante un tiempo, la tendencia a hidratarse durante una carrera giró en torno a una fórmula que recomendaba una cierta cantidad de onzas de agua por una cantidad de tiempo determinada. El resultado llevó a una sobrecorrección, lo que causó que muchos corredores se sobrehidrataran, lo que puede ser un problema mucho más serio que la deshidratación. Simplemente bebiendo agua cuando su cuerpo le diga que la necesita, consumirá una cantidad adecuada de líquido.
¿Por qué es importante el agua?

El agua tiene numerosos beneficios para la salud para que usted y su cuerpo funcionen sin problemas, incluidos:

Ayudando al cuerpo a ejecutar muchas funciones básicas y críticas.
Manteniendo el cuerpo fresco
Mantener el volumen de sangre
Nutrición y reemplazo de energía

Estos son algunos consejos útiles para asegurarse de que está reponiendo su almacenamiento de energía:

En la mayoría de los casos, el cuerpo humano puede confiar en su almacenamiento de nutrición durante 60 a 75 minutos de ejercicio sin necesidad de reemplazo. Los factores que pueden causar la desviación de esa cantidad de tiempo serían el peso corporal, la intensidad del entrenamiento y, potencialmente, el clima.

En una carrera que dure más de 75 minutos, deberá reemplazar esta energía de manera proactiva cada 45 minutos, lo que generalmente se hace con suplementos como geles, masticables o bebidas deportivas. Por ejemplo, si está corriendo durante 90 minutos, querrá tomar un gel a los 45 minutos para asegurarse de no llegar al fondo antes que a los 75 minutos cuando su suministro se haya agotado.

Nota: los suplementos energéticos suelen ser pequeños paquetes de 100 calorías de gomitas masticables o pastillas líquidas similares a geles que le proporcionan energía inmediata para que su cuerpo se queme a lo largo de su carrera.
Si no está reemplazando su energía almacenada, puede experimentar “golpear la pared”, la pesadilla de un corredor. Este es el resultado de correr en vacío, más conocido formalmente como Fatiga Central, que es cuando el cerebro no obtiene suficiente suministro de lo que necesita para permanecer enfocado. Esto puede sesgar su nivel percibido de agotamiento y tomar decisiones, como sentirse cansado cuando sus músculos todavía están en buena forma.